AMOR O CONSUMISMO: 14 DE FEBRERO

AMOR O CONSUMISMO: 14 DE FEBRERO

13 febrero, 2019 0 Por Rene Davila
Primer momento del año, una recuperación económica.

Al igual que en diciembre, el gasto excede la capacidad de pago.

Los beneficios no compensan la cuesta de enero.

Fuente: UNAM

El Día de San Valentín ya no es una celebración del amor y amistad, sino de consumismo, impulsado por la mercadotecnia. El festejo del 14 de febrero es el primer momento del año en el que se registra una recuperación económica, de aproximadamente tres por ciento, pero es efímera y los beneficios no son generalizados ni suficientes para compensar la cuesta de enero. En esta fecha el consumismo se dispara en favor de ciertos sectores de la economía como el comercio: flores, peluches, chocolates y globos, entre otros, y de servicios como el hospedaje temporal (hoteles) y restaurantes, principalmente.

Violeta Rodríguez del Villar, académica del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM, indicó que somos una sociedad que confiere mayor significado al hecho de regalar, que a demostrar afectos como el amor y amistad. En 2018 la recuperación económica en el día de los enamorados fue de 20 mil millones de pesos, cifra que fue mayor a la de 2017. Para este año se espera que sea similar; esta cifra es considerable, pero sólo transitoria, pues se trata de una mejoría fugaz. Al igual que sucede en diciembre, el consumo alrededor del 14 de febrero, por lo general el gasto excede la capacidad de pago, característica del consumo emocional. La gente llega a febrero sin haber saneado sus finanzas, y el 14 tiende a incrementar sus deudas. “Luego se enfrentan a problemas económicos para financiar tarjetas de crédito y saldar deudas”.

¿En qué gastan los amorosos?

Los sectores que mayores ganancias registran en esta fecha, es el restaurantero, el alquiler temporal de inmuebles (hoteles) y el comercio, y en menor escala el mercado interno por venta de bienes no duraderos de importación (instantáneos y de un solo uso) como peluches, bebidas, tabaco y algunos alimentos.

Los muñecos de peluche, suaves como el amor

Siempre tiernos, tersos y esponjosos; de colores, tamaños y formas diversas. El día de los enamorados los muñecos de peluche tienen un papel protagónico porque provocan una expresión de aprobación en las mujeres. Los motivos para obsequiarlos son variados, pero el 14 de febrero es la fecha en que se convierten en uno de los regalos favoritos, no sólo por la ternura que representan, sino por su textura suave, “esa sensación táctil que hace referencia al amor”, resaltó Ricardo Trujillo, de la Facultad de Psicología.

¿La razón? tendemos a arropar a los objetos, a envolverlos con emociones, sobre todo a los de textura blanda, que asociamos con aspectos emocionales, mientras que a los de textura dura o rígida les conferimos particularidades racionales, como la tecnología y el poder. “Desde esa perspectiva, los peluches tienen un sentido de afectividad que hace referencia al amor”. Así, la habitación de una adolescente podría estar adornada con muñecos de peluche, en cambio, la de un varón de esa edad tendría calaveras, aviones, tecnología…“Para una mujer recibir un anillo de diamantes quizá no es un detalle tierno, pero sí representa poder. Pero hay formas de vincularse con alguien a partir de lo tierno y hermoso, y un peluche es una buena representación, aunque no la única. Cualquier cosas que tenga que ver con lo suave, dúctil, maleable y sencillo, como un beso, estaría representando esta emocionalidad”.

Please follow and like us: