LIMITADA RELACIÓN CIENCIA-SOCIEDAD

LIMITADA RELACIÓN CIENCIA-SOCIEDAD

14 octubre, 2019 0 Por Rene Davila
Existen áreas del conocimiento que han sido ignoradas.

En más de 110 años, únicamente tres mujeres han sido reconocidas.

La estructura del Nobel de Física se encuentra rebasada.

Fuente: Ibero

La obra de James Peebles referente a la formación de estructuras en el Universo, es bien conocida en el medio de la física teórica desde hace más de 50 años. Peebles logró relacionar cambios en la radiación cósmica de microondas (un eco del big bang), con el crecimiento de fluctuaciones en la densidad de materia en el medio interestelar. Esta relación permite comprender el origen y la evolución de estructuras astrofísicas tales como la galaxia que habitamos.

En un trabajo completamente independiente, los astrónomos Michael Mayor y Didier Queloz, han compartido el galardón con Peebles por el descubrimiento del primer exoplaneta parecido a la Tierra. La técnica, desarrollada por estos astrónomos a finales de siglo pasado, se basa en el efecto Doppler, y ha servido para descubrir más de cuatro mil nuevos exoplanetas en los últimos años.

Desde hace años, la estructura del Nobel de Física se encuentra rebasada. No solamente existen áreas de conocimiento que han sido ignoradas por el comité, sino también se ha generado una importante deuda de género. En más de 110 años, únicamente tres mujeres han sido reconocidas con el Nobel de Física, esto a pesar de que existen casos plenamente documentados en los que el premio debió de haber sido conferido a mujeres.

El monto del premio, cercano a los 800 mil dólares (a repartirse entre un máximo de tres personas), invita también a reflexionar sobre el rol de la física en la sociedad. Si se considera que el salario promedio anual de un beisbolista de ligas mayores es de 4.5 millones de dólares, resulta que ni siquiera el prestigio académico derivado de la pertinencia social del premio, permite establecer una comparación decorosa entre en los ingresos en ambos casos. La indiferencia social hacia la ciencia tiene costos muy altos. La falta de comunicación clara referente a fenómenos tales como la retención de radiación infrarroja por el dióxido de carbono atmosférico en el planeta, ha facilitado una crisis ambiental sin precedentes. Curiosamente, ni los trabajos de Charles Keeling sobre el calentamiento global ni los de sus descendientes, han ameritado el Nobel de Física.

El Nobel puede funcionar como medio de mejora de la relación ciencia-sociedad, una modernización del comité es indispensable para este fin. En las academias esperamos que ésta se produzca en el futuro inmediato, señaló Alfredo Sandoval Villalbazo, académico del Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad Iberoamericana (Ibero) Ciudad de México e Investigador Nacional Nivel II (SNI).

Please follow and like us: