UN RETO FRENTE AL MODELO ECONÓMICO EXCLUYENTE

UN RETO FRENTE AL MODELO ECONÓMICO EXCLUYENTE

28 septiembre, 2021 0 Por Rene Davila

Foto: Internet. Apuestas por construir alternativas.

Fuente: Ibero

La inclusión financiera es una lucha y un reto en un modelo económico que se vuelve cada vez más excluyente, dijo Óscar Rodríguez Rivera, S. J., coordinador de la Red Comparte, durante la bienvenida al Diplomado en sostenibilidad financiera y estrategias de financiamiento, para organizaciones de la economía social y solidaria en América Latina.

Las actividades económicas por sí mismas no generan un cambio global, pero son parte importante en la construcción de alternativas integrales holísticas, sobre todo, en una apuesta por hacerlo desde un modelo con multiactores, donde caben la academia, la sociedad, los gobiernos y los territorios locales. A lo que se aspira, es a construir un modo diferente de realizar acciones de financiamiento, pero no caer en la dinámica de bancarización y economicismo, sino construir de manera colectiva y desde una noción de solidaridad en este ámbito de relaciones financieras, y de acciones de financiamiento.

Del curso, diseñado por la Red Comparte (que forma parte del apostolado social de la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina y El Caribe, CPAL), la Dirección de Educación Continua (DEC) y el Centro Internacional de Investigación de la Economía Social y Solidaria (CIIESS), ambos de la Universidad Iberoamericana (Ibero) Ciudad de México, comentó que permite seguir generando capacidades, resiliencia y esperanza en un futuro que pueda ser distinto.

Las apuestas por construir alternativas “no sólo nos brindan una sensación de compañerismo o una familiaridad, sino una sinergia y el deseo de poner en común nuestros aprendizajes, nuestras capacidades para consolidar estas apuestas de vida, por la construcción de una sociedad nueva basada en los valores de la solidaridad, basada en el respeto a los demás, en una espiritualidad”.

Alberto Irezabal Vilaclara, director del CIIESS, comentó que la crisis de salud y económica que se está viviendo (por la pandemia del COVID-19), ha puesto a las organizaciones en una situación de vulnerabilidad, más allá de las que enfrentan en los diferentes territorios en los que están. Y es desde la inquietud de la Red Comparte por generar capacidades, para que las organizaciones sean más resilientes de cara a los futuros inciertos que se enfrentarán.

Las organizaciones de diez países latinoamericanos que tienen representantes cursando el diplomado, son: CEAS, Instituto Mayor Campesino SUYUSAMA, INCUBA-Centro LOYOLA; CEPAG, Solidaridad CVX, CIPCA Amazonia Norte, CIPCA Cochabamba, Nitlapan, CCAUO, Hogar de Cristo, YOMOL A´TEL, Quali y Tosepan.