EXCESOS EN FIESTAS PATRIAS

EXCESOS EN FIESTAS PATRIAS

13 septiembre, 2018 0 Por Rene Davila
Acidez estomacal una de las causas más frecuentes de consulta.

Nueve de cada 10 mexicanos cenan extralimitando su consumo.

Pozole, antojitos, tacos y tamales, con un alto contenido de grasas y picantes.

Para festejar las Fiestas Patrias, los mexicanos no escatimamos en la cena, de manera que las categorías del Canasto de Fiestas Patrias venden 10% o más que el promedio. Sin embargo, esta abundancia en la mesa suele ocasionar que las horas posteriores al festejo se conviertan en el verdadero “momento del grito”, debido a los malestares estomacales.

Sufrimos indigestión (que se caracteriza por una sensación de incomodidad o ardor en la parte superior del abdomen) y acidez (que causa una sensación de ardor dolorosa en el pecho o la garganta), que arruinan la celebración. Para neutralizarlos se necesita de una sustancia básica, como el bicarbonato de sodio, el cual hace que el pH del estómago regrese al nivel adecuado para realizar la digestión. Así, la sensación de pesadez, acidez y agruras desaparecen.

Si además la persona sufre dolor de cabeza o molestias musculares moderadas, existen antiácidos de venta sin receta (OTC) que incluyen en su fórmula un analgésico. Ejemplo de ello es Alka-Seltzer que al bicarbonato de sodio suma ácido acetilsalicílico, lo que ayuda a combatir cualquier dolencia moderada. Sin embargo, lo recomendable es, no saltar comidas durante el día, no fumar y moderar el consumo de alcohol.

Datos de la Secretaría de Salud revelan que la acidez estomacal es una de las causas más frecuentes de consulta en servicios de urgencias y consulta externa del Sistema Nacional de Salud, nueve de cada 10 mexicanos ponen en el centro del festejo a comida, la cual generalmente es rica en grasas y azúcares, dijo la doctora Paola Maldonado, especialista en medicamentos de libre venta u OTC (por sus siglas en inglés, Over The Counter).

Los platillos preferidos de los mexicanos en estos festejos son el pozole (39.4%), los antojitos mexicanos (29.2%) –incluyendo pambazos, quesadillas, tostadas, tortas ahogadas–, tacos (16.2%) –ya sean de carne o guisados– y tamales (13.9%). “En porciones adecuadas y dentro de una dieta balanceada, no tiene nada malo consumir estos platillos, pero, durante las fiestas solemos comer en exceso. Fiesta sin comida, no es fiesta cumplida”.

Otra falsa creencia es que, si nos saltamos el desayuno y la comida, tenemos “derecho” a comer más durante la noche; este ayuno hace que el estómago produzca más ácido y tengamos mucha hambre en la cena y, por tanto, comamos más rápido y en exceso, lo cual daña nuestra salud gástrica, y se suma el abuso del alcohol y fumar, factores que también causan estragos en el sistema digestivo.

En cuanto a la comida, es falso que una alimentación saludable implique quedarse con hambre o que el menú sea insípido o desagradable, basta que elijamos platillos elaborados con ingredientes reducidos en grasas y azúcares, para cuidar nuestra salud gástrica.

Please follow and like us: