GUARDIA NACIONAL BRAZO ARMADO DE CONTROL Y SOMETIMIENTO POLÍTICO

GUARDIA NACIONAL BRAZO ARMADO DE CONTROL Y SOMETIMIENTO POLÍTICO

23 mayo, 2019 0 Por Rene Davila
Grave riesgo para la viabilidad democrática.

Semilla de riesgo autoritario y usos represivos.

Error estratégico del gobierno.

Fuente: Ibero

La Guardia Nacional de Andrés Manuel López Obrador se apuntala como un brazo armado de control y sometimiento político, advirtió Erubiel Tirado, coordinador del Programa de Seguridad Nacional y Democracia en México de la Universidad Iberoamericana (Ibero) Ciudad de México. Durante su participación ayer en la ‘Conferencia Internacional Seguridad Ciudadana: la vía civil’, donde señaló que en México, ante amenazas internas severas, los gobernantes civiles ofrecen y permiten mayor autonomía y privilegios castrenses, a cambio de lealtad política por parte de los militares, “no hay sorpresa después del 1 de diciembre pasado”.

La Guardia Nacional nace, en términos sociales y políticos, como una semilla de riesgo autoritario y de usos represivos. Recordó que la experiencia histórica comparada de las transiciones democráticas y de cambio de régimen, demuestra que se paga un precio muy alto cuando se involucra a los militares en las batallas políticas de los gobiernos, o cuando se impone un compromiso ideológico partidista.

“La coherencia interna, la eficiencia y disciplina militares simplemente se degradan y deterioran, dejando de lado su funcionalidad de defensa para convertirse en el garrote del régimen”. Este cuerpo de seguridad, desde la perspectiva integral de las relaciones civiles-militares, se trata de un error estratégico del gobierno y representa un grave riesgo para la viabilidad democrática. Es una decisión que resulta de la presión de los tecnócratas de la seguridad, de militares y civiles que han usufructuado las crisis de violencia desde hace tres sexenios sin resolverla, y en la que se les recompensa cada vez más pese a su fracaso. Crear la Guardia Nacional como una nueva relación político-militar entre el gobierno de AMLO, su partido y las cúpulas castrenses.

Denunció que las Fuerzas Armadas no están plenamente sometidas al poder civil, con transparencia y rendición de cuentas de cara a la sociedad. El proceso legislativo de las llamadas leyes secundarias, son la viva expresión de esta particular traición de una izquierda hecha gobierno. Estamos ante un escenario inédito: los militares se han mimetizado con el poder civil, en la medida que han obtenido y ampliado prerrogativas y privilegios de carácter político leal, presupuestal; además de un claro esquema de impunidad ante la comisión de violaciones graves y comprobadas a los derechos humanos.

Pese a que la Guardia Nacional es constitucional y será legal, no será una institución legítima de seguridad de Estado, ya que representa una condena a las nuevas generaciones a seguir contando cadáveres, desparecidos y de padecer constantes violaciones a los derechos humanos. “La izquierda mexicana en el poder se traiciona a sí misma y al país”.

Please follow and like us: