INNOVACIONES EDUCATIVAS PARA ATENDER CRISIS DE APRENDIZAJES

INNOVACIONES EDUCATIVAS PARA ATENDER CRISIS DE APRENDIZAJES

11 enero, 2020 0 Por Rene Davila
Sumar a ciudadanos, docentes y autoridades educativas en solución del rezago de aprendizajes.

2 de 3 niños con dificultades para resolver matemáticas básicas y comprensión de lecturas sencillas.

Evaluaciones independientes a niños de 5 a 15 años de edad, en el sureste mexicano, muestran importantes problemas en comprensión de lectura y solución de operaciones matemáticas sencillas.

Fuente: AMC

El Instituto de Estadística de la Unesco estima que hay más de 617 millones de niños alrededor del mundo, que no han aprendido lo mínimo en lectura, ni matemáticas, aunque acudan a la escuela. En México, dos de cada tres niños presentan dificultades para resolver operaciones matemáticas básicas y comprensión de lecturas sencillas, de acuerdo con el organismo internacional.

La red People’s Action for Learning que trabaja en la evaluación y creación de alternativas para el rezago educativo, integrado por 14 países; México es integrante a través de Medición Independiente de Aprendizajes (MIA), un proyecto de investigación-acción implementado por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), Unidad Golfo, y la Universidad Veracruzana, el cual ha realizado evaluaciones independientes para comprender la gravedad del problema en el sureste mexicano.

Ha sido un error centrar la responsabilidad del aprendizaje en el maestro, como ha venido ocurriendo en el país en los últimos años, además de que no ha funcionado como lo demuestran evaluaciones nacionales e internacionales como el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que se realiza cada tres años y en la que jóvenes de 15 años de edad de México, siempre obtienen un bajo desempeño. Las mediciones de evaluaciones educativas tienen una utilidad práctica para los tomadores de decisiones pero también para los papás y niños, para que se involucren de manera participativa. Otras estrategias que han observado que funcionan son las bibliotecas comunitarias, “si los niños tienen acceso a las bibliotecas y las usan obtienen estadísticamente mejores logros educativos que los que no las usan”.

Vamos a las comunidades y ahí le preguntamos a los niños si pueden hacer operaciones matemáticas básicas y lecturas simples, explicó Felipe Hevia de la Jara, investigador del CIESAS, Unidad Golfo, y co-director del proyecto MIA, el cual ha realizado evaluaciones en 15 mil hogares, a casi 20 mil niños de Veracruz, Puebla, Quintana Roo, Yucatán, Campeche y Tabasco, entidades que presentan graves rezagos educativos. El integrante de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) indicó que se realizaron preguntas a niños de 5 a 16 años de edad con un nivel curricular de 2º de primaria; cualquier niño mexicano podría responder esta prueba pero los resultados fueron que 52.9% de los estudiantes de 3º de primaria no pudieron leer una historia simple, y 68% no logró responder una pregunta de comprensión de lectura, en matemáticas 33.3% de niños de 6º de primaria no supo resolver restas y 86.9% no pudo resolver un problema simple.

Hevia de la Jara y los integrantes del proyecto MIA, han diseñado innovaciones educativas que han implementado, evaluado e intentado escalar dentro y fuera de las escuelas con la participación de ciudadanos, padres y docentes. Su principio pedagógico ha sido enseñar en el nivel correcto, no por grado escolar sino por nivel de aprendizaje mediante intervenciones cortas, por ejemplo, en cursos de verano que duran tres semanas, intervenciones escolares de 20 sesiones y cursos de autonomía curricular con duración de un semestre. A la fecha han trabajado en 33 municipios del país con casi cinco mil niños. Han medido al comienzo y al final de las intervenciones, encontrando mejoras en lectura y matemáticas. “Los niños aprenden 1 o 2 niveles de aprendizaje en promedio al asistir a nuestros cursos, que son gratuitos; lo que estamos intentando es escalarlo, sumar a autoridades de los municipios y autoridades educativas estatales para implementar innovaciones escolares, capacitar y llegar a más niños del sureste mexicano.

Para atender la crisis de aprendizajes, es necesario al involucrar a los ciudadanos en la atención del rezago educativo al informarles los resultados; al comprender que el problema es de todos y hacerles partícipes de la solución “creemos que pueden colaborar para abatir el rezago educativo de manera directa. Mayor información sobre el proyecto en www.medicionmia.org.mx

Please follow and like us: