DOCTORADO HONORIS CAUSA A ‘PEPE’ MUJICA

DOCTORADO HONORIS CAUSA A ‘PEPE’ MUJICA

2 diciembre, 2019 0 Por Rene Davila
Aún vale la pena la vida humana, en medio de las condiciones más duras y difíciles.

El expresidente de Uruguay pide construir esperanza.

El político y luchador social fue investido por la integración de los pueblos y naciones latinoamericanas.

Fuente: Ibero

Por su contribución y trabajo realizados como líder en América Latina que aborda la reconciliación, la justicia y la integración de los pueblos y naciones latinoamericanos, así como su compromiso por la paz, la igualdad y la democracia, el Sistema Universitario Jesuita (SUJ) otorgó el Doctorado Honoris Causa al expresidente de Uruguay, José Alberto Mujica Cordano, ‘Pepe’ Mujica, en una ceremonia realizada en la Universidad Iberoamericana (Ibero) Ciudad de México. David Fernández Dávalos, Rector de la universidad, entregó el grado de Doctor Honoris Causa, a quien colocó la beca y la medalla con la leyenda Tradidit Deus mundum disputationi (Dios puso al mundo para ser pensado). Tras rendir protesta, el nuevo integrante del claustro académico recibió el diploma de nuevo doctor y firmó el libro de honor.

Tras la investidura el Rector reconoció al político sudamericano como un luchador social; un hombre apreciado en el continente y el mundo por su conducta intachable, su congruencia y forma de vida, por su sencillez y convicción, valores que coinciden con los de la Compañía de Jesús y de las instituciones de educación encomendadas a esta orden. Recordó que estuvo preso durante 14 años por motivos sociales y políticos, principalmente por su lucha contra la dictadura en su país. “Su pensamiento, su práctica política, su lucha por la construcción de una sociedad justa y digna contrasta radicalmente con el creciente debilitamiento de la política como búsqueda del bien común en nuestras sociedades”.

Hay que construir Esperanza 

En su discurso, ‘Pepe’ Mujica dijo, aún vale la pena la vida humana, en medio de las condiciones más duras y difíciles. Por eso, el premio mayor es vivir como se piensa. El premio mayor es soñar que se puede construir un mundo un poco más útil, menos egoísta que el que nos tocó vivir. ¿Qué sería la vida si nos quitan la esperanza?”.

Un político que devolvió la confianza

Ilán Semo, académico del Departamento de Historia y padrino del ahora Doctor Honoris Causa, explicó que una de las grandes contribuciones de José Mujica, es habernos devuelto la confianza en un “principio que parecía ya extraviado en el laberinto del mundo político de nuestros días”; y demostrar que el pensamiento “es una pieza sutil y esencial de la acción”; y que ésta sólo puede marcar la diferencia cuando encuentra su expresión singular en el mundo de la reflexión. En Mujica la política de la sobriedad no sólo consiste en despoblar al poder los espectáculos de su ostentación, del dispendio inútil y los salarios desorbitados, sino que apunta al corazón mismo de otra filosofía de la vida. En sus palabras no es una apología de la pobreza, es una apología de lo sobrio; cuyo fin es evitar vivir comprando como marcan las sociedades de consumo.

Una voz prudente

Como representante del Sistema Universitario Jesuita (SUJ), Saúl Cuautle Quechol, asistente de Educación de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, afirmó que la vida de José Mujica impacta a los demás y genera un deseo de ser mejores personas y ciudadanos. “‘Pepe’, eres un hombre que se aleja de lo extraordinario para vivir de una manera ordinaria”. Sus mensajes dan esperanza, “eres alguien que escribe hablando y tus palabras quedan en la conciencia de los jóvenes”, a quienes las universidades tienen la misión de educar. La voz del nuevo doctor suena en favor de las comunidades de América Latina y hace un llamado por el respeto a la diversidad e identidad de cada pueblo.

Please follow and like us: