HOSPITAL JUARÉZ DE MÉXICO ATIENDE A 20 MIL PACIENTES CON DAÑO RENAL

HOSPITAL JUARÉZ DE MÉXICO ATIENDE A 20 MIL PACIENTES CON DAÑO RENAL

14 marzo, 2019 0 Por Rene Davila
Control del peso, de presión arterial y vida sana, reduce la insuficiencia renal crónica.

Evitar el trasplante de riñón.

Con prevención se busca reducir el número de pacientes con niveles de presión y colesterol alto.

Fuente: SS

Para cuidar los riñones ante el riesgo de padecer enfermedades renales crónicas, la Secretaría de Salud (SS) recomienda a hombres y mujeres, realizarse un examen general de orina y una prueba de química sanguínea a partir de los 40 años, indicó el doctor Andrés Bazán Borges, Jefe del Servicio de Trasplantes del Hospital Juárez de México. En el marco del Día Mundial del Riñón, que se celebra este 14 de marzo, puntualizó que el HJM atiende con programas de detección oportuna a 20 mil pacientes con enfermedad renal crónica, ocasionada principalmente por la diabetes, la cual es un padecimiento que afecta a un gran número de mexicanos, quienes también sufren de obesidad e hipertensión arterial, debido a malos hábitos como el sedentarismo y tabaquismo.

Los especialistas del HJM mediante el control médico oportuno, buscan reducir el número de pacientes que llegan con niveles de presión y colesterol alto a Urgencias y, sobre todo, evitar la hemodiálisis y luego el trasplante de riñón. Por eso, para mantener sanos los riñones recomendó hacer ejercicio y estar activo; llevar un control regular de los niveles de glucosa en sangre; monitorear periódicamente la presión arterial; comer balanceadamente y control del sobrepeso, así como una ingesta de líquidos saludables, evitar fumar y no automedicarse.

La salud renal es fundamental, ya que los riñones filtran los desechos y el exceso de líquidos en la sangre, que luego son desechados por la vía urinaria, de ahí la importancia de realizarse pruebas de la orina y en caso que se detecte un exceso de proteína o glóbulos rojos, se debe iniciar un protocolo de estudios para identificar el estado de los riñones. El daño renal crónico se desarrolla gradualmente, y los síntomas más comunes son náuseas, vómitos, pérdida de apetito, fatiga y debilidad, problemas de sueño, cambios en la producción de orina, disminución de la agudeza mental, espasmos musculares, calambres, hinchazón de pies y tobillos.

Como consecuencia de estos signos, los niveles de retención de líquidos, electrolitos y los desechos, pueden acumularse en el cuerpo y ser peligrosos, debido a que causan exceso de urea -compuesto químico cristalino e incoloro que se encuentra abundantemente en la orina y en la materia fecal- en la sangre. Subrayó que la enfermedad renal crónica no tiene cura, sin embargo, con el tratamiento adecuado se reducen las complicaciones y se retrasa la progresión de la enfermedad.

Please follow and like us: