PREMIO “MARIO H. ACUÑA” A CIENTÍFICO UNIVERSITARIO

PREMIO “MARIO H. ACUÑA” A CIENTÍFICO UNIVERSITARIO

11 mayo, 2018 0 Por Rene Davila
Trabaja en el Observatorio Pierre Auger.

Estudia rayos cósmicos de altas energías.

Trabajo en ciencias espaciales en la región.

Fuente: UNAM

José Francisco Valdés Galicia, investigador del Instituto de Geofísica (IGf) y coordinador del Programa Espacial Universitario (PEU) de la UNAM, recibió el Premio Mario H. Acuña de la Asociación Latinoamericana de Geofísica Espacial (ALAGE), fundada en 1993, agrupa a científicos de la región y de países europeos como Alemania, Francia y España, así como de Estados Unidos y Japón.

El galardón -medalla y diploma- reconoce a un científico distinguido de una institución de educación y/o investigación en América Latina, cuyo trabajo ha sido sobresaliente para crear infraestructura destinada a la investigación en ciencias espaciales (terrestres o a bordo de naves espaciales) en uno o más países de la región.

“Tenemos un detector de rayos cósmicos en México que funciona ininterrumpidamente desde hace 30 años y, actualmente, poseemos dos detectores en Sierra Negra, Puebla: uno, el Telescopio de Neutrones Solares, que es parte de una red mundial de siete instrumentos dedicados al estudio de ese astro.

Observatorio Pierre Auger.

Ahí mismo, se cuenta con un detector único en el mundo, el supertelescopio centellador de rayos cósmicos, conformado por 15 mil “barritas de plástico” que emiten luz cuando una partícula las atraviesa. El instrumento, de 27 toneladas, se ubicaba en el Fermilab, en Chicago, pero “los japoneses pensaron que podría servir para analizar el flujo de radiación cósmica que viene del espacio. La Universidad de Nagoya donó los equipos, que también han servido para la formación de estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado”.

Valdés es parte del grupo mexicano que trabaja en el Observatorio Pierre Auger, primero en el mundo diseñado para estudiar rayos cósmicos de altas energías, ubicado en Argentina; de igual modo, en sus inicios fue integrante del equipo que propuso el Observatorio de Rayos Gamma HAWC, que también se ubica en Sierra Negra.

Presentó en una conferencia magistral algunos de los hallazgos del telescopio de neutrones solares de Sierra Negra, como el registrado el 7 de septiembre de 2005, “cuando descubrimos, con evidencias directas, que el Sol puede acelerar partículas hasta 10 GeV (10 x 1010 electrón volts), una energía grandísima para una partícula”.

Please follow and like us: